Menú Cerrar

Omnicanalidad y marketing emocional

El concepto de “Omnicanalidad” está de moda y se está expandiendo a nuevas áreas empresariales como es el marketing. Pero no es una moda pasajera, sino que se está convirtiendo en una tendencia estratégica, que nace de la necesidad de las empresas de adaptarse a los hábitos de los consumidores para convertirlos en clientes fieles.


Adoptar un enfoque omnicanal significa situar al cliente en el centro de la estrategia e ir comprobando la forma en que progresa.

La forma más fácil y sencilla de crear una estrategia de marketing omnicanal se reduce a dos factores. El primero es facilitar la experiencia de compra al cliente todo lo posible, ofreciéndole experiencias integradas y personalizadas según sus gustos e intereses. Para ello, hay que conocerlo bien, porque es la única manera de atraerlo y fidelizarlo.


Y, en segundo lugar, se trata de ofrecer inmediatez y un mensaje unificado de marca para la optimización del proceso de venta y la relación a largo plazo con el cliente.


En este contexto existe otro término que está cobrando una relevancia significativa dentro del sector: el “Marketing emocional”; o la variante del marketing que trabaja el lado más humano para conectar con cada persona que forma parte de su audiencia. La necesidad de conectar con la audiencia viene de que es el cliente quién tiene el poder tanto de decisión como de prescripción y crítica. Aunque, como no, el fin último de este tipo de marketing sigue siendo vender, por mucho que para ello su estrategia sea tocar la variante de la ecuación.


Además, hoy en día, es fundamental la percepción de marca que tienen los clientes, pues entre ellos interaccionan y pueden incitar a los clientes potenciales a convertirse en clientes reales.

Marketing emocional en 5 claves

Vivimos en una era emocional donde, según expertos del marketing y psicólogos, damos mayor importancia a las experiencias que podemos vivir, que a un objeto material. Hoy en Ecommerce News os desvelamos las claves para llevar a cabo una estrategia de marketing emocional efectiva:

  • Clave 1: piensa en cómo crear un vínculo afectivo marca-consumidor
  • Clave 2: deja tu producto/servicio de lado por un momento. ¿Que experiencia /sensaciones / emociones va a vivir tu consumidor? ¡Focalizate en ello!
  • Clave 3: crea un ‘lovemark’, es decir, una marca que enamore y se consuma
    más allá de la razón
  •  Clave 4: genera marketing de contenido de valor.
  • Clave 5: storytelling como herramienta de marketing emocional. Los consumidores compran historias, compran marcas, compran valores, no productos.
  • Clave 6: Ten claro que tu objetivo siempre será enamorar

¿Qué debe tener una historia para triunfar?

Vamos a detenernos en esta última clave: el storytelling; un concepto que sale siempre que se habla de marketing. Existen varias fórmulas, y por desgracia ninguna absoluta, para hacer que una historia triunfe. Cada marca y cada público tiene su ‘magia’ y sus claves para hacer que el mensaje cale hondo, pero a grandes rasgos, estas son las preguntas que un encargado de marketing se debe hacer antes de poner en marcha un relato:

¿Emociona, motiva y cautiva desde el principio?
¿Crear confianza?
¿Conecta con la audiencia de la marca?

Barreras para el Marketing Emocional

Como toda estrategia de marketing, esta también tiene sus limitaciones y barreras. Una de las barreras más comunes es el formato: ¡únete al mundo multimedia! La sociedad cada vez lee menos, y consume más vídeo, por lo que si quieres superar la primera barrera es fundamental crear contenido en formato multimedia.
Otra gran barrera del marketing en general y que afecta también a la rama que estamos tratando hoy es que a la gente no le gusta que le vendan. Le gusta comprar, y sentir que ha sido él quien a tomado la decisión. En este aspecto es fundamental apelar a los sentimientos y crear un contexto de marketing que empuje de forma inconsciente a la compra.

A %d blogueros les gusta esto: